Las sesiones son super relajadas, se realizan preferentemente en la semana 28 a 31 de embarazo por eso es importante programarlas con tiempo. Me gusta transmitir lo cotidiano, manera natural, sin poses forzadas, compartiendo una tarde al aire libre o en su casa, con luz natural y mucho amor.




Esperando a Simón


Esperando a Oli



Esperando a Pedro