Siempre les digo a los papás que la sesiones fotográficas van al ritmo de los niñxs, ellos no corren a nuestros tiempos, ni tienen idea de relojes. Lucio fue un golpe de alegría, llegó con esa sonrisota hermosa desde el minuto 1, contagiando felicidad a montones…. Basto verlos a los 4 para darme cuenta que son puro amor y andan en un son de armonia … Dani me agradeció por la hermosa mañana que pasamos juntos, pero les aseguro que la agradecida fui yo… Volvi con una sonrisa de oreja a oreja a mi casa, con ganas de descargar rapido las fotos para poder editarlas… Él es Lució, un bombón que irradia felicidad a su paso.💕

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *