Aún cuando hablo de ellos me sigo emocionando💕 Eli me contacto un día porque quería regalarle al Negro (Ricky) una sesión de fotos juntos.
Nos encontramos en el Rosedal y comenzamos a caminar, charla que va, charla que viene, me cuentan que se iban a casar en Brasil. Entre felicitaciones y risas les dije que si me llevaban yo hablaba re poco y cebaba unos mates re ricos (la parte de que hablo poco fue una mentira piadosa jajajaj).
Eli y Ricky se conocieron en Playa del Carmen (México), Ella de Rosario, Él de Buenos Aires, claramente el amor no entiende de razones, tiempos, ni distancias. 😊 Como diría Fito, Rosario siempre estuvo cerca…. y así fue como de Rosario a Buenos Aires y de Buenos Aires a Rosario, se enamoraron de pies a cabeza.
Terminando la sesión, les pedí que se miren y se digan lo que sentían el uno por el otro. Terminamos todos llorando, fue super emotivo, hermoso.
Pero esto no termina acá, guardando mis equipos, ya por despedirme y desearles una hermosa boda, me sorprenden con la pregunta de sí me animaba a ir con ellos a Brasil y ser su fotógrafa oficial. El 7 de junio embarque mi vuelo para acompañarlos a ellos, su familia y amigos… Fue una boda super emotiva y divertida, las anécdotas, los recuerdos, solo puedo decir que el amor que se ve en ellos, ese amor enorme… Existe en cada una de las personas que los rodea y eso señores… eso es amor en estado puro. Les comparto un resumen de la historia de Eli y Ricky y como dice la famosa frase:
“Haz que el amor valga la alegría y no la pena”
¡Gracias Infinitas invitarme a ser parte de su historia!


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *