Les comparto un resumen de los primeros días de Delfi, que a pesar de ser muy muy chiquitita, ella entendió todo en la vida. Con esa sonrisa enorme y preciosa que irradia luz en cada imagen. Gracias a la genia de la Tia Gu, que entre todos los juguetes del mundo, eligió regalar fotos, eligio regalar recuerdos.

Me gusta verte ser quien sos, cuando no hay maquillaje, ni vueltas, ni poses. Creía que conocía la belleza, pero nada se compara con observarte habitar el tiempo y espacio desde lo más puro de tu sentir

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *