La primera reunión que tuvimos con Martu hablo muy poquito casi nada, pero no tardo en mostrar esa personalidad radiante, que sabe lo que quiere, que sabe a donde va, fue ella quien eligió el lugar donde se llevaría  a cabo el reportaje de XV y debo reconocer que me sorprendió! En ese momento descubrí que tiene una mirada super sensible. A medida que fuimos transitando la sesión me fue contando y mostrando que había recorrido el lugar con antelación, había observado cada rincón. Me fascina ver otras miradas, sobre todo cuando son tan puras, con el paso del tiempo de una manera u otra nos vamos contaminando de cosas y tenemos que re inventarnos día a día.

Poder escucharla y compartir esa tarde juntas me hizo saber que cada cosa que se proponga con esa energía enorme y cálida la va a lograr con creces . Les dejo unos clicks junto a Martu quien irradia luz, contagiándote a la primera sonrisa.

     

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *